Home Entertainment “Tal vez se me recuerde como el Bond gruñón, no sé, pero...

“Tal vez se me recuerde como el Bond gruñón, no sé, pero estoy muy satisfecho con él”

13

Hace más de un año y medio, Daniel Craig y yo nos reunimos en el Museo de Arte Moderno para hablar de su última película de James Bond, Sin tiempo para morir, y decirle adiós al amable tremendous espía que interpretaba desde 2006.

Cuando nos sentamos en nuestra mesa en un reservado del restaurante Trendy, Craig me ofreció usar un spray de mano que llevaba con él. “Es oro en polvo esto”, me dijo como al pasar. “Una locura; la gente lo vende como a 25 dólares cada uno.” Por cómo se dieron las cosas, ésa pudo haber sido la parte más significativa de nuestra entrevista.

Pasamos la hora siguiente conversando amigablemente acerca del rodaje de Sin tiempo para morir (cuyo estreno estaba previsto para un mes a partir de entonces) y sobre su satisfacción por el trabajo realizado y por haber terminado con sus obligaciones.

Daniel Craig En La Premiere De &Quot;Sin Tiempo Para Morir&Quot;, En Londres, El 28 De Septiembre. Foto Reuters

Daniel Craig en la premiere de “Sin tiempo para morir”, en Londres, el 28 de septiembre. Foto Reuters

Nos despedimos y dos días más tarde, MGM y los productores de la franquicia Bond anunciaron que retrasaban el estreno de Sin tiempo para morir hasta noviembre, alegando su “cuidadosa consideración y evaluación exhaustiva del mercado teatral global”. (“Se trata de una decisión puramente económica, según entendemos, y no basada en los crecientes temores sobre el coronavirus”, publicó entonces la revista especializada en línea Deadline de forma poco convincente.)

Aunque ya no tenía ninguna película que promocionar, ese fin de semana Craig fue el presentador de un episodio de la serie Saturday Evening Reside, en el que hubo un sketch alegremente tonto sobre cómo el coronavirus podría afectar la realización de telenovelas, y la presentación por parte de Craig del invitado musical, The Weeknd, realizada con inesperada alegría.

Al día siguiente, él y su esposa, Rachel Weisz, y su familia abandonaron Nueva York, y el país se sumergió de lleno en la pandemia.

El Príncipe William, Duque De Cambridge, Se Saluda Con Craig En El Royal Albert Hall, La Noche De La Premiere. Foto Afp

El Príncipe William, duque de Cambridge, se saluda con Craig en el Royal Albert Corridor, la noche de la premiere. Foto AFP

En los meses siguientes escasea todo sentido de frivolidad, libre de consecuencias. Aun cuando mientras la trayectoria de la pandemia sigue siendo incierta y la taquilla oscila de semana en semana, MGM -que retrasó la película dos veces más- estrenó Sin tiempo para morir en todo el mundo.

Se trata de una despedida incómoda y dilatada para Craig, de 53 años, que, desde el momento en que lo eligieron para suceder a Pierce Brosnan como 007, nunca encajó de forma obvia ni tan elegante en el personaje. Su aspecto period demasiado rudo; su currículum cinematográfico, demasiado delgado; su pelo, demasiado rubio.

Como me dijo en aquella entrevista inicial, Daniel supuso que lo habían invitado al casting como carne de cañón, para facilitar la elección de otra persona en ese papel. “Yo sólo formaba parte de la mezcla, era alguien a quien descartar”, contó, y añadió que, en el mejor de los casos, había pensado que conseguiría un papel de villano descartable: “Acá tenés, te damos éste de malo”.

Lashana Lynch -Su Personaje Lleva El 007 Cuando Bond Se Aleja Del Servicio Secreto En El Filme-, Daniel Craig Y Léa Seydoux . Foto Efe

Lashana Lynch -su personaje lleva el 007 cuando Bond se aleja del Servicio Secreto en el filme-, Daniel Craig y Léa Seydoux . Foto EFE

En lugar de eso, Craig negoció su debut, On line casino Royale, por la rápida continuación de 2008, Quantum of Solace, y las secuelas de duración más épica Operación Skyfall (2012) y Spectre (2015). Sus películas en el rol de Bond, que han recaudado más de 3.000 millones de dólares en todo el mundo, se han vuelto cada vez más ambiciosas en cuanto a envergadura y vertiginosas en cuanto a duración.

A pesar de algunos indicios de que se ha decepcionado con la franquicia -cuando la revista Time Out le preguntó si podía imaginarse haciendo otra participación, respondió: “Preferiría romper este vidrio y cortarme la muñeca”- y de las intermitentes lesiones que ha sufrido en ella, Craig admitió que quería hacer un intento más con su hosco e imperturbable Bond para completar la historia que comenzó On line casino Royale.

“Quise introducirle una coherencia determinada”, me comentó entonces y riéndose agregó: “Tal vez se me recuerde como el Bond gruñón. No sé. Ése es mi Bond y tengo que afrontarlo: ése ha sido mi Bond. Pero estoy muy satisfecho con él”.

Adiós. Craig Y Una Imagen Que Lo Dice Todo. Foto Efe

Adiós. Craig y una imagen que lo cube todo. Foto EFE

No obstante, hacer Sin tiempo para morir, incluso en los embriagadores tiempos previos de 2018 y 2019, estuvo lejos de ser una tarea fácil para Craig, que fue coproductor del filme y de Spectre. Danny Boyle aceptó el cargo de director y después lo abandonó aduciendo diferencias creativas; Cary Joji Fukunaga ocupó su puesto. Craig se lesionó el tobillo durante el rodaje y debió someterse a una intervención quirúrgica menor.

Luego el actor -cuya permanencia como Bond, alargada por la pandemia, supera la de cualquiera de sus predecesores- tuvo que esperar 18 meses para estrenar la película de 2 horas y 43 minutos que finalmente lo liberaría de sus obligaciones con el Servicio Secreto de Su Majestad.

En el interín, ya rodó la secuela de la comedia policial dirigida por Rian Johnson en 2019 Entre navajas y secretos, donde retoma su papel de Benoit Blanc, el detective caballero cuya cultivada extravagancia parece un testimonio acerca de todo lo que Craig no pudo hacer como James Bond.

Ana De Armas, Que También Actúa En &Quot;Sin Tiempo Para Morir&Quot;, Y Craig En Una Escena De &Quot;Entre Navajas Y Secretos&Quot; (2019). Foto Archivo Clarín

Ana de Armas, que también actúa en “Sin tiempo para morir”, y Craig en una escena de “Entre navajas y secretos” (2019). Foto Archivo Clarín

Cuando volvimos a hablar por teléfono en septiembre, Craig mostraba a la vez su modo de ser cauteloso y estaba un poco más distendido. El hecho de saber que Sin tiempo para morir estaba cerca de entregar sus frutos le había dado libertad de reflexionar sobre lo que representaba para él su experiencia Bond… hasta cierto punto.

Cuando le pedí que opinara sobre los acontecimientos que podrían afectar el futuro de la franquicia Bond -como, por ejemplo, los planes de Amazon de comprar MGM- su brevedad lo dijo todo.

Y, por supuesto, el hermético astro se guardaba un secreto más en la manga: el 29 de septiembre se anunció que Craig va a protagonizar una nueva producción teatral de Broadway de Macbeth, en el rol del poderoso barón del título junto a Ruth Negga como Woman Macbeth. (Dirigida por Sam Gold, comienza sus preestrenos en el Lyceum Theater el 29 de marzo y se estrena el 28 de abril.)

Rami Malek Habla En La Ceremonia En La Que Honran A Craig Con Una Estrella En El Paseo De La Fama, En Hollywood, El Miércoles 6 De Octubre. Foto Afp

Rami Malek habla en la ceremonia en la que honran a Craig con una estrella en el Paseo de la fama, en Hollywood, el miércoles 6 de octubre. Foto AFP

Como diría en más de una ocasión durante nuestras conversaciones, Craig es sólo un actor y no hay que confundirlo con quien pronto será su ex alter ego. “Lo único que realmente pretendí fue ganarme la vida con esto. Quería no tener que servir mesas, cosa que había estado haciendo desde los 16 años. Pensé que si lo conseguía y alcanzaba a pagar el alquiler, ya era un éxito”.

Sus últimas reflexiones sobre Bond

Daniel habló además de la larga espera de Sin tiempo para morir y compartió -por ahora- sus últimas reflexiones sobre James Bond. Lo que sigue son extractos editados de dos conversaciones más.

-¿Cómo ha sido el último año y medio para vos? ¿Cómo están las cosas, signifique eso lo que signifique en tu caso?

-Están todo lo bien que es posible. Tengo la suerte increíble de contar con una familia maravillosa y también de disponer de un lugar fuera de la ciudad adonde podíamos ir y alejarnos de la locura. Nos fuimos de la ciudad el 8 de marzo. La noche anterior yo había hecho Saturday Evening Reside, que resultó surrealista. Fue un año duro para todos y hemos pasado por cosas no muy agradables.

Daniel Craig Y Ana De Armas En Una Escena De &Quot;Sin Tiempo Para Morir&Quot;, La 25ª Película De James Bond. Foto Uip

Daniel Craig y Ana de Armas en una escena de “Sin tiempo para morir”, la 25ª película de James Bond. Foto UIP

-¿Es humillante interpretar a estos personajes que se definen por ser tan capaces e ingeniosos y luego pasar por una experiencia en la vida actual que te recuerda que todos estamos a merced de estas fuerzas mayores?

-Bueno, en cualquier caso yo no siento eso. La mayor parte del tiempo me siento un ser humano regular. No siento ninguna conexión con los personajes que interpreto. En absoluto. Son solamente eso. Se han relativizado muchas cosas. Es difícil el solo hecho de no mirar el mundo de una manera diferente. Estoy seguro de que es lo mismo con todos.

-Está circulando un vídeo de un discurso en el que te dirigís a tus colegas y al equipo técnico al remaining de la filmación de “Sin tiempo para morir”. Al remaining se te escapan las lágrimas y me reconfortó mucho verte mostrar emociones, que pudieras ser susceptible hasta ese punto.

-No me muestro al mundo tanto como le gustaría a la gente, pero es elección mía. Es possible que eso me haya metido en problemas y haya hecho que la gente se forme su propia opinión de mí. Pero soy una persona increíblemente emotiva. Soy actor, eso es lo que hago para vivir. Y el clip del que hablás es el remaining de 15 años de mi vida en los que he puesto todo lo que puedo poner. Sería una especie de sociópata si no se me hiciese un nudo en la garganta al remaining. Afortunadamente, no soy un sociópata.

&Quot;No Me Muestro Al Mundo Tanto Como Le Gustaría A La Gente, Pero Es Elección Mía&Quot;, Dice Craig En La Entrevista. Foto Uip

“No me muestro al mundo tanto como le gustaría a la gente, pero es elección mía”, cube Craig en la entrevista. Foto UIP

-Si hace un año y medio las cosas hubieran seguido su curso previsto, habrías podido disfrutar de una vuelta olímpica un poco más reluciente. ¿Sentís que de alguna manera esto la opacó?

-Pongamos Covid al remaining de cada frase. Soy muy optimista en cuanto a todo esto. Me alegro de que hayamos podido llegar a este punto, porque Dios sabe que hace un año y medio nada de esto tenía sentido ni parecía remotamente posible. Me alegra increíblemente haber alcanzado un punto en el que podemos lograr que el público vaya a ver nuestro trabajo. Estoy desesperado por que la gente lo vea y espero que le guste.

-¿Cuántos otros emprendimientos ocupan 15 años de la vida de alguien? Por lo basic, al remaining se obtiene un doctorado o una cátedra con tu nombre.

-Es cierto. (Ríe.) No tengo ninguna de las dos cuestiones, ni de lejos. Pero es muy amable de tu parte que quieras expresarlo en esos términos.

Era Tan Joven... Craig En &Quot;Casino Royale&Quot; (2006). Foto Archivo Clarín

Period tan joven… Craig en “Casino Royale” (2006). Foto Archivo Clarín

-¿Qué vas a extrañar de Bond?

-Voy a extrañar el enorme esfuerzo de equipo que requiere. Por frustrante y generador de ansiedad que sea, hace casi cinco años que empezamos este proyecto. A veces te parece que no va a salir adelante, pero es un proceso increíblemente creativo, y voy a extrañar eso. Tengo otros proyectos que hacer, y me gratificarán, pero no hay nada del todo equivalente a una película de Bond.

-¿Algo en explicit sobre el personaje en sí?

-Lo he construido. Di todo lo que pude. Está allí para mí como nunca lo va a estar. Quiero decir, ¿quién sabe? No tengo una respuesta clara para eso.

-Sos padre. ¿Creés que Bond significará algo para tus hijos y su generación?

-Si entendés así a los chicos, te diría que deberías tener una cátedra. Yo no los entiendo tan bien. Son un enigma para mí y si en el futuro sacan algo de estas películas, ése será camino de ellos entonces, no mío.

El Actor Asegura Que El Suyo Probablemente Haya Sido El Bond Más Gruñón De La Historia. Foto Uip

El actor asegura que el suyo probablemente haya sido el Bond más gruñón de la historia. Foto UIP

-¿Tenés alguna vinculación con la búsqueda de quien vaya a ser tu sucesor?

-Ninguna en absoluto.

-¿Preferís que sea así o es simplemente como son las cosas?

-Realmente no tiene nada que ver conmigo. Quien interprete el rol, que tenga suerte. Espero que lo pase tan bien como yo y que sigan haciendo películas interesantes, relevantes.

-La primavera pasada, Amazon informó que iba a comprar el estudio MGM, que hace las películas de Bond, en parte para poder tener una participación en el futuro de la franquicia. ¿Eso…?

-¿Sabés qué? Buena suerte. Estoy muy contento con la gente de MGM. Trabajé durante mucho tiempo con ellos. No estoy tratando de ser político. Sencillamente no tiene nada que ver conmigo.

Rachel Weisz, Su Pareja, Daniel Craig Y Rafe Spall: Actuaron Juntos En &Quot;Betrayal&Quot;, De Harold Pinter, En Broadway. Foto Ap

Rachel Weisz, su pareja, Daniel Craig y Rafe Spall: actuaron juntos en “Betrayal”, de Harold Pinter, en Broadway. Foto AP

-Mientras te despedías de Bond tuviste éxito con el papel de Benoit Blanc y “Entre navajas y secretos” se está convirtiendo en sí en una franquicia. ¿Te sentís en alguna medida como Michael Corleone en “El Padrino: Parte III”: “Justo cuando pensé que estaba afuera me vuelven a poner adentro”?

-Oíme, si querés escribí eso. (Risas.) Quiero decir, ¿cuánta suerte tengo? Tuve la oportunidad de trabajar con Rian Johnson en algo increíblemente satisfactorio y divertido.

-Benoit Blanc tiene una modalidad esquiva, juguetona y hay cierta tranquilidad en él, casi en deliberado contraste con la rigidez de Bond. ¿Sentiste que ese rol te daba una correa mucho más larga para poder interpretar?

-Pero es el carácter del personaje. Bond es lo que es y Benoit es muy diferente. No quiero ser descortés, pero ése es mi trabajo como actor: interpretar papeles que son diferentes. Recibí el guion para hacer eso y me dije, ¿en serio? Es increíble, como cuando recibí On line casino Royale.

-Mientras hablamos, hoy viernes por la tarde, estoy por ver mis redes sociales pobladas con un video tuyo declarando que es fin de semana. ¿Te ha llegado la popularidad que tiene esto de alguna manera?

-No, ¿qué es?

-Hay un clip tuyo de aquel “Saturday Night Live” en el que fuiste anfitrión, presentando al cantante The Weeknd casi con una sensación de alivio. A la gente simplemente le gusta publicar ese clip como forma de dar paso al fin de semana.

-¿Ah, sí? Increíble. No sé qué es, pero gracias. Es encantador. Supongo que tendría que tener redes sociales para saber de qué se trata aquello.

Con Léa Seydoux, En Matera, Italia, Donde Rodaron Partes De &Quot;Sin Tiempo Para Morir&Quot;. Foto: @007 The Official James Bond Twitter

Con Léa Seydoux, en Matera, Italia, donde rodaron partes de “Sin tiempo para morir”. Foto: @007 The official James Bond Twitter

-Volvés a Broadway el año que viene para protagonizar “Macbeth”. ¿Qué te hizo interesar por esa obra en explicit?

-Es la única otra obra de Shakespeare que leí. (Risas.) No, siempre fue una de mis favoritas. Es muy difícil. Tiene un ritmo rápido y no es particularmente larga. Broadway recibió una patada, como cualquier otra industria, y hacer algo espectacular, mágico y raro, tratar de conseguir eso en Broadway y ayudar a darle el mayor impulso posible: sé que podemos hacer una producción maravillosa. El año que viene habrá muchas cosas en Broadway y quise tomar parte.

-¿Cómo se prepara uno para interpretar a Macbeth?

-Te aprendés las líneas. Tenemos montones y montones de concepts, todas en etapa de conversación. Vamos a hacer un taller para todos nosotros sobre la obra durante dos semanas en noviembre y luego empezaremos los ensayos en Año nuevo. Con suerte, en esas dos semanas concretaremos algunas de esas concepts. Y después sólo hay que avanzar a partir de allí. Gracias a Dios tenemos a Sam Gold y a Ruth (Negga).

-También hay una nueva versión cinematográfica de “Macbeth”, protagonizada por Denzel Washington, que se estrenará a fines de este año. ¿Sentís alguna competencia con ese proyecto?

-Dios me libre de competir con Denzel Washington. Jesús. No me considero digno. Eso no entra en juego. Van a ser muy diferentes, está claro, pero no me preocupa ese tipo de cosas. Cuanto más, mejor.

Un Número Y Un Rostro Que No Volverán A Estar Unidos. Foto Efe

Un número y un rostro que no volverán a estar unidos. Foto EFE

-Ya interpretaste a Iago para Sam Gold en “Otelo”. Hiciste el papel de maquinador…

-¿Cómo sabés lo que voy a hacer? Voy a estar lejos de ser maquinador.

-¿Harás un Macbeth jovial?

-Sinceramente no lo sé. No tomo ese tipo de decisiones al principio sobre cosas así. No interpreté un Iago maquinador en absoluto. Todo lo contrario. Ambos personajes son enormemente complejos e inteligentes. Macbeth es uno de esos personajes de los que se habla, al principio, como si fuera un guerrero capaz de rebanar a una persona desde el escroto hasta la garganta. Pero está más cerca de Hamlet que de cualquier otra cosa porque es muy introvertido. Estoy deseando hincarle el diente.

-¿Te gustaría interpretar a Puck en “Sueño de una noche de verano”, sólo para cambiar el paso?

-Sé a qué te referís, pero no pienso en tales obras de esa manera. Esas comedias son igual de difíciles, igual de complicadas de comprender y hacer bien para que no sean únicamente divertidas sino también reflexivas y profundas.

-¿Y Falstaff?

-(Suspira.) Conseguime un traje de gordo.

Traducción: Román García Azcárate

Nota del The New York Occasions​

POS

Reference from clarin