Home Entertainment poesía, utopía, un gesto machista y… ¿plagio?”

poesía, utopía, un gesto machista y… ¿plagio?”

23
poesía, utopía, un gesto machista y... ¿plagio?

Hace exactamente 50 años, el 9 de septiembre de 1971, John Lennon publicaba Think about. De algún modo, un lanzamiento doble que marcó un antes y un después en la vida artística y private del músico. 

Por un lado, una canción que con el tiempo se transformaría en un himno common de esos en cuyos conceptos o consignas todos -o casi todos- desearíamos creer que creemos, y que cantarlos con cierta unción secular nos hace sentir que somos un poquito mejores, aunque sea por un ratito. Por eso de un mundo sin fronteras, de un planeta compartido sin posesiones ni religiones y con una vida en paz. 

Por otro, un álbum, el segundo de la cosecha solista de Lennon, quien al mismo tiempo que propalaba la concordia planetaria se metía a responderle de la peor manera a su ex socio Paul McCartney, con eso de que “lo único que hiciste fue Yesterday, y desde entonces sos apenas un día más” o que “esos freaks tenían razón cuando dijeron que habías muerto”, y la pregunta de “cómo dormís por las noches”.

John Al Piano, Yoko Abriendo Las Ventanas A Su Paraíso Privado Y Una Canción Que Trascendió Todos Los Límites. Foto Captura De Video

John al piano, Yoko abriendo las ventanas a su paraíso privado y una canción que trascendió todos los límites. Foto Captura de video

Un disco de alto vuelo

Por supuesto que el disco incluía también piezas notables como Gimme Some Reality y How?, dos baladas maravillosas como Oh My Love y Jealous Man; la pulsión rockera concentrada en el bloque It is So Laborious y I Do not Wanna Be a Soldier Mamma, y Crippled Inside y Oh Yoko! como complementos más que a la altura del núcleo más sustancioso de la obra.

Pero es cierto que el poder de los tres minutos de Think about, la canción, fue de tal magnitud que, en parte, opacó un disco que se puede seguir escuchando con oídos de Siglo XXI sin que suene a palabras y melodías mal envejecidas.

Pero basta con ver los números de Spotify, que denuncian que la suma de reproducciones del resto de los tracks no superan el 65% de las que acredita la canción estrella del disco, para entender de qué estamos hablando. Y bien ganado que tiene ese lugar en el podio de los grandes éxitos de la historia.

Hablando de reproducciones, de millones de clicks y todo eso, Think about, el tema, contabiliza 382 millones de reproducciones en Spotify, y el video oficial de la canción suma 228 millones en YouTube. Nada mal, para los tiempos que corren.

Lista Spotify. “Imagine”, el segundo álbum solista de John Lennon

A 50 años de su publicación, sigue sonando en tiempo presente


El último eco de la ruptura y una vuelta de hoja

Es verdad que Think about es, en alguna medida, aún consecuencia del desparramo que provocó McCartney en abril de 1970, al blanquear su concept de que para él Los Beatles eran mucho más pasado que futuro. Pero también lo es que después del grito primal que significó Plastic Ono Band, el álbum propone una mirada un poco más allá de las esquirlas de aquel estallido.

Ahí entra en juego la canción, que transformó en poesía una postura ideológica y política que Lennon venía fogoneando desde la encamada por la paz que compartió con Yoko durante su luna de miel, y que ratificaría sobre finales de 1971 con la publicación de Completely satisfied Xmas (Warfare is Over).

Por supuesto que John también tenía la necesidad de llevar alguno de sus temas compuestos “en solitario” -así, con comillas- a la cima de algún chart, como para emparejar la ventaja que le habían sacado sus ex compañeros de ruta. Pero eso no debería poner en duda la honestidad de su mensaje.

En 1969, John Lennon Y Yoko Ono Le Dieron Un Sentido Trascendental A Su Luna De Miel Manifestándose Por La Paz. Foto Ap Photo

En 1969, John Lennon y Yoko Ono le dieron un sentido trascendental a su luna de miel manifestándose por la paz. Foto AP Picture

En todo caso, si Paul había apelado al hipnótico Let It Be para hacer pública su premisa espiritual y George había podido crear la cautivante My Candy Lord para expresar la suya, por qué no apuntar en la misma dirección, en busca de ofrecerle a la humanidad una buena canción para apostar a la paz.

Con una pequeña ayudita de Yoko

Para llevar a cabo su objetivo, el que se había mostrado como el beatle más rebelde, echó mano a Grapefruit, un libro de poemas “instructivos” que su esposa había publicado en 1964, en los que la concept period exhortar al lector a ciertas acciones a través de algunas palabras clave.

“Imagina las nubes goteando”, había escrito Yoko en su Cloud Piece; también “imagina mil soles en el cielo al mismo tiempo”, en su Tunafish Sandwich Piece; entre otras sugerencias que incluía el texto. Concepts que Lennon hizo propias para adaptarlas a su diatriba humanista, encajarlas dentro de una métrica apropiada, rimarlas de un modo pegadizo y cantarlas con una simpleza inapelable.

Después, la deliciosa contradicción de un señor multimillonario proponiendo que nos imaginemos un mundo sin posesiones y preguntándose si podríamos hacerlo, desde una sala de ensueño, con una Yoko que abre las ventanas a un paraíso private que poco y nada tienen que ver con un dos ambientes en Villa Pueyrredón, por más que no tenga deuda de ABL y losa radiante hacen el resto de la magia.

“Imagine”, por John Lennon, la Plastic Ono Band y los Flux Fiddlers

El tema del beatle y Yoko Ono, un himno planetario por la paz, cumple 50 años


La traducción de esa incongruencia en el amor incondicional de millones por un artista como John, no es más ni menos intrigante que la que plantea la devoción de otros millones -o tal vez los mismos- por líderes religiosos y políticos que en el mejor de los casos se debaten en esa paradoja. En el peor, ni se lo plantean. Al menos Lennon nos dejó varias hermosas canciones.

Lo interesante, en el beatle, es la recuperación de cierta expectativa que un año antes había dado por muerta en la canción God. El plan casi punk de creer sólo en él y en Yoko, y definir de ese modo la realidad cambió, en Think about, por el espacio que Lennon se devolvió para soñar un mundo mejor como parte de un colectivo.

El sueño no estaba enterrado, como había dicho. Y no sólo eso, sino que lo que se permitía soñar period que lo que se podía terminar period la guerra. Si los demás querían, claro.

¿Plagio, homenaje o casualidad?

Pero si Yoko inspiró algo de la concept y metió mano en la letra de Think about, la música corrió absolutamente por cuenta y parte de Lennon, quien tal vez estuviera algo influenciado por la bellísima e imbatible melodía de A Whiter Shade of Pale (Con tu blanca palidez), tal como Anthony DeCurtis lo sugiere en el libro interno del Field John Lennon Anthology, que recopila las distintas “eras” del músico.

DeCurtis hace referencia a un breve pasaje en el que el músico juega sobre cierto aire que remite al hit que Procol Harum publicó en 1967.

El Manuscrito Original De Imagine Fue Bocetado En El Hotel Hilton De Nueva York En 1971. /Gentileza Riverside.

El manuscrito authentic de Think about fue bocetado en el Resort Hilton de Nueva York en 1971. /Gentileza Riverside.

Sin embargo, en ningún momento menciona el single That is My Life, que Freddie Lennon, el papá de John, editó en 1965 a expensas del “gerente de talentos” Tony Cartwright, quien dijo que vio en el hombre el potencial para convertirse en estrella por derecho propio, y que de ninguna manera trataba de subirlo al carro de Los Beatles. Esto último, incomprobable.

La historia indica que el tema duró poco y nada en las listas de reproducción, y nada o menos aún en los charts. That’s My Life (My Love and My Residence) fue horrible y muy vergonzoso para John”, escribió Cynthia Lennon en su libro John.

Cynthia relató allí que quien era su esposo por entonces estaba furioso por el descarado salto de su padre al carro de su propio éxito. “Le pidió a Brian que hiciera todo lo posible para detenerlo. No sé si Brian lo hizo o no, pero el disco nunca llegó a las listas y pronto desapareció”, reveló.

Para Freddie, en cambio, no había dudas de quién había sido el responsable de que su canción, cuyo inicio refiere indefectiblemente a Think about, no apareciera en las listas.

De hecho, su hermano Charlie contó en Charlie Lennon: Uncle to a Beatle, que Alfred había ido a visitar a John en Weybridge, para ver por qué Brian Epstein había hecho semejante cosa. La respuesta fue un portazo en su cara. “A Freddie le partió el corazón, e inmediatamente renunció al negocio de la música”, escribió Cartwright. “Prefiero volver a lavar ollas”, habría dicho Alf.

¿Plagio? A 50 años, tal vez sea un acto de justicia poética suponer que John tomó aquellos acordes como parte de una herencia por demás pagada con la mensualidad que le envió durante años a su progenitor, al que vio por última vez, vaya casualidad, apenas un año antes de que Think about saliera a la luz.

A confesión de partes…

Difícilmente ocurra que algún día alguien presente Think about como “la canción de John Lennon y Yoko Ono”. Y ni falta que hace, a esta altura, cuando lo que realmente importa es lo que dicen esos versos esperanzados replicados en millones y millones de posters, cuadritos, remeras, cuadernos y plegarias profanas.

Sin embargo, resulta reparador recordar que en junio de 2017 la Asociación Nacional de Editores de Música (NMPA) anunció su intención de agregar a Yoko Ono como co-autora de Think about. El entonces CEO de la asociación, David Israelite presentó la adición como una oportunidad para corregir un descuido histórico que Lennon admitió en 1980, apenas unos días antes de ser asesinado.

“Es un gran honor para mí corregir el disco 46 años después y reconocer a Yoko Ono como co-autora de la Canción del Centenario de la NMPA y presentarle este merecido crédito”, dijo Israelite en la reunión anual de la organización, en Nueva York, donde Ono estaba presente con su hijo, Sean Lennon.

Yoko Y John, Juntos A La Par, En El Video Oficial De &Quot;Imagine&Quot;. Foto Captura De Video

Yoko y John, juntos a la par, en el video oficial de “Imagine”. Foto Captura de video

Durante la ceremonia, Israelite transmitió una entrevista que Lennon había dado para la BBC, en la que repasaba el proceso creativo del tema. “Debería ser acreditada como una canción de Lennon-Ono porque mucho de ella -letra y el concepto- vino de Yoko,” dijo Lennon en ese momento. Y completó: “Pero por esos días yo era un poco más egoísta, un poco más machista y omití mencionar su contribución.”

Lennon reconoció entonces que su decisión hubiera sido otra, de no haber sido una mujer quien había aportado al tema. “Si hubiera sido Bowie, habría puesto ‘Lennon-Bowie’“, dijo. “Aunque las cosas pueden haber sido diferentes en 1971, hoy me alegra decir que las cosas han cambiado”, agregó Israelite al dar por cancelado el “pleito”.

Tal vez como una reparación velada, en 1972 Lennon firmó junto a Yoko Girl Is The Nigger Of The World, tema que gira, seguramente no por casualidad, en torno a la discriminación y la opresión de las mujeres sin distinción de cultura, origen o condición.

Una celebración planetaria y digital

Celebrada por Alejandro Sanz, John Legend, Keith City y Angelique Kidjo durante la inauguración de los Juegos Olímpicos de Tokio 2021, en una versión vestida para la ocasión por Hans Zimmer, Think about tendrá su gran festejo world de medio siglo este 9 de septiembre.

La celebración incluye la proyección, a partir de las 15.30 de la Argentina, de la película Think about, dirigida por John y Yoko y estrenada en 1972. Considerado uno de los primeros filmes conceptuales de larga duración, incluye todos los temas del álbum, más cuatro canciones del álbum Fly, de Yoko, y algunos tracks adicionales.

Restaurada bajo la supervisión de Ono, la película se pasó a HD en 2018, a partir de las cintas originales de 16 mm y se limpió fotograma a fotograma, con el audio completamente remezclado en sonido envolvente 5.1 y Dolby Atmos por el ingeniero y mezclador Paul Hicks, ganador de tres premios Grammy.

La Proyección Del Filme &Quot;Imagine&Quot; Será Una De Las Acciones De Festejo De Los 50 Años Del Álbum Y La Canción.

La proyección del filme “Imagine” será una de las acciones de festejo de los 50 años del álbum y la canción.

La película estará disponible de manera gratuita merced a Yoko Ono Lennon, los Mercury Studios y colaboradores como The Coda Assortment, Laborious Rock y Music Venue Belief. En tanto, la Tim’s Twitter Listening Get together de Tim Burgess presentará un Listening Get together simultáneo.

Mientras tanto, en Twitter habrá un posteo de frases, fotos y multimedia cedida por Yoko, los herederos de John y varios músicos, cineastas y amigos que participaron en la producción del álbum y de la película, en tato los followers se podrán sumar usando los hashtags #timstwitterlisteningparty y #IMAGINE50. 

Por su parte, la ciudad de Liverpool puso en marcha el concurso Liverpool’s Worldwide Track for Kindness para encontrar un nuevo himno de paz, contemporáneo y postpandemia, que suceda al de Lennon, cuyo ganador se conocerá el próximo 9 de octubre, en coincidencia con el co-autor de Think about

E.S.