Home Entertainment la Mujer Maravilla que fue abusada y casi se queda en la...

la Mujer Maravilla que fue abusada y casi se queda en la calle

116
la Mujer Maravilla que fue abusada y casi se queda en la calle

Hoy cumple años Lynda Carter. La edad de las damas no se dice, pero se escribe: son 70 años de la mujer que fue -es- la Mujer Maravilla, la que hacía la mayoría de sus propias escenas de riesgo, como colgarse de un helicóptero.

“Tuve muchas dobles de acción, porque todas hicieron algo diferente, pero terminé haciendo la mayoría de las peleas yo misma. Las especialistas me enseñaron a lanzar una piña y, finalmente, me convertí en miembro honorario de la Asociación de mujeres de dobles de riesgo”.

Qué habrán dicho sus ex compañeros del high school, que le hacían bullying cuando era adolescente. La apodaron Olivia, el personaje de Popeye, por su altura.

Sólo Tenía 25 Dólares Antes De Que Le Confirmaran Su Papel En La Serie, Y No Iba A Poder Pagar El Alquiler De Su Departamento. Foto Archivo Clarín

Sólo tenía 25 dólares antes de que le confirmaran su papel en la serie, y no iba a poder pagar el alquiler de su departamento. Foto Archivo Clarín

Pero Linda (con i) Jean Cordova Carter, nacida el 24 de julio de 1951, en Phoenix, Arizona, con sus penetrantes ojos azules, su voz profunda y su 1,80 m. se convirtió en estrella.

Por lo pronto ella, ahora y sobre el éxito de la serie, dice: “Me gustaría pensar que tuve algo que ver con eso, pero es un fenómeno en sí mismo. Y no es tan malo ser una especie de ícono del pop. No es demasiado difícil de manejar”.

Aunque sólo tenía 25 dólares antes de que le confirmaran su papel en la serie, y no iba a poder pagar el alquiler de su departamento.

Y sufrió por su alcoholismo, fue violada y abusada sexualmente.

Ella había sufrido el beber alcohol en exceso. Su forma de beber empeoró cuando, en 1983, terminó su primer matrimonio. “Realmente nunca sentí que tuviera mucha sustancia en mi vida. Había roto con mi ex marido (Ron Samuels) y miré a mi alrededor. No tenía muchos amigos. Me había aislado por la fama. Anhelaba una familia y tener relaciones sustantivas. La fama es un vapor. No podés agarrarte de ella”.

Lynda creció como una ávida lectora de los cómics de Wonder Woman, aunque muchos de los supervillanos reales de los cómics no aparecieron en su serie de televisión.

Su Sueño Era Ser Cantante. Y Editó Álbumes. Los Primeros Venían Con Un Poster Adentro. Foto Archivo Clarín

Su sueño era ser cantante. Y editó álbumes. Los primeros venían con un poster adentro. Foto Archivo Clarín

La icónica Wonder Woman, que giraba sin marearse como un trompo para transformarse en la superheroína con los colores de la bandera estadounidense, tuvo su estreno un 7 de noviembre de 1975, y su despedida cuatro años después, el 11 de septiembre -qué fecha a posteriori- de 1979. Fueron 60 capítulos.

Tenía los brazaletes para parar las balas, construidos con los restos del escudo de Zeus, el shortcito azul con estrellitas blancas, las botas rojas, y el lazo que obligaba a los hombres malos a decir la verdad… La Mujer Maravilla era refuerte. Podía levantar un camión, retorcer hierros, siempre con una sonrisa tan demoledora como sus bíceps.

Nacida en un comic en 1941, el personaje fue creado por el psicólogo William Moulton Marston, parece que tal vez, dicen, basándose en una amante. Por si no se acuerdan, todo comenzaba -en la serie- cuando en la Segunda Guerra Mundial el mayor Steve Trevor Jr. (Lyle Waggoner) resulta herido por los nazis. En una isla remota es rescatado por un grupo de amazonas, entre ellas, Diana, la hija de la reina. Diana sube a su avión invisible (¿?) al mayor Trevor y parte hacia Washington. Allí, el militar la contrata como su secretaria (¿?) en la Agencia Especial de Defensa.

John Wayne Dijo De Ella “Esa Botella De Coca Cola Humana”, Por Sus Formas Y Contornos.... Foto Archivo Clarín

John Wayne dijo de ella “esa botella de Coca Cola humana”, por sus formas y contornos…. Foto Archivo Clarín

Para pasar desapercibida, Diana Prince (Princesa Diana, para los que no se dieron cuenta del guiño) usaba anteojos como Clark Kent, y rodete (no, Kent no tenía el cabello largo). Es que en su momento la comparación entre Superman y la Mujer Maravilla no era odiosa. ¿Una mujer podía disputarle el trono de superhéroe a un hombre?

Y al menos en la televisión, vaya que lo logró.

Lynda, que representando a Arizona fue Miss Estados Unidos en 1972, y llegó a Londres a disputar el título de Miss Mundo en 1972, cuando los certámenes de belleza no eran mal vistos, aunque se cosificara a las mujeres -Gal Gadot, la nueva WW, también había ganado un concurso de belleza: fue Miss Israel en el 2004-, sufrió acoso y abuso sexual.

Víctima de abuso y acoso sexual

Por ejemplo, mientras rodaba la serie, una de las formas de acoso consistía en que “hacían agujeros en mi camarín para ver cómo me cambiaba”.

Y hace tres años fue más allá, y reconoció que sufrió abusos durante su carrera profesional y contó que el culpable está siendo procesado. “No me planteo demandarlo, ya lo han hecho otras mujeres por mí”, dijo. Y agregó: “Sea cual sea la pena a ese hombre, no es suficiente. No sólo me violó a mí, abuso de un montón de mujeres”, sostuvo, sin dar su nombre y apellido. Y aclaró que no realizó la denuncia porque no tenía “ninguna prueba que pueda ayudar al proceso judicial”.

En La Premiere De &Quot;Wonder Woman 1984&Quot;, En Los Angeles. Foto Ap

En la premiere de “Wonder Woman 1984”, en Los Angeles. Foto AP

En otro orden, o en el mismo, John Wayne dijo de ella “esa botella de Coca Cola humana”, por sus formas y contornos, y pretendió ser un elogio.

Mirá quién canta

Como suele suceder allá, en los Estados Unidos como aquí, un éxito en la pantalla de TV como actriz le posibilitó desarrollarse como cantante, que era su sueño. Lynda cantaba y canta tanto blues como rock o hasta jazz.

Por más que continuó con la actuación, más que nada con apariciones en otras series (Los Dukes de Hazzard) y películas de TV y alguna que otra en cine, Carter prosiguió con su carrera en la música. Y hasta editó hace diez años, en 2011, Crazy Little Things, que incluía, cómo no, un cover de Crazy Little Thing Called Love, de Queen.

Sus primeros discos, claro, venían con un poster adentro.

Lynda Carter se casó dos veces, primero con su exrepresentante, Ron Samuels, en 1977 (divorcio en 1982). Samuels fue el manager de otras actrices de series de acción, como Lindsay Wagner (la Mujer biónica) y Jaclyn Smith (una de Los Ángeles de Charlie). Luego se casaría con el abogado Robert Altman (sin parentesco con el cineasta), con quien tuvo a sus hijos James y Jessica.

Linda como siempre, Lynda jura y perjura que no ha pasado por ningún quirófano, más que para ponerse bótox, y que sale a andar en bicicleta.

La actriz, cuyas escenas fueron eliminadas de Apocalypse Now (1979), de Francis Ford Coppola, se involucra en muchas causas benéficas, sea de la Cruz Roja, la Casa de Ronald McDonald u organizaciones benéficas para los niños.

La &Quot;Vueltita&Quot; Con La Que Diana Se Transformaba En La Mujer Maravilla Fue Idea Suya. Foto Archivo Clarín

La “vueltita” con la que Diana se transformaba en la Mujer Maravilla fue idea suya. Foto Archivo Clarín

Lynda se puso tanto en el traje de la Mujer Maravilla como en su piel, y tomó decisiones que llegarían a la pantalla. Por ejemplo, la vueltita fue idea suya. Como dijo a Entertainment Weekly, “les propuse hacer unos giros o hacer una pirueta. Luego, solo fue necesario que agregaran unos efectos de explosiones”.

Pero antes que Lynda Carter, la cadena ABC pensó en otra actriz para ser la Mujer Maravilla. E hizo un piloto con Cathy Lee Crosby, que venía de tener apariciones especiales en series como Ladrón sin destino, Carnaby Jones, Emergencia y Cannon.

Y quedó en eso, en un piloto o TV movie, porque no tuvo grandes ratings. Se tituló Wonder Woman, se vio por 1974, y tenía a Ricardo Montalbán en uno de los papeles secundarios.

Lynda Carter Y Su Estrela En El Walk Of Fame, En Hollywood. Algo Tardíamente Se La Otorgaron. Foto Ap

Lynda Carter y su estrela en el Walk of Fame, en Hollywood. Algo tardíamente se la otorgaron. Foto AP

Cuando ABC y la Warner Bros decidieron retomar la idea, contrataron a Stanley Ralph Ross, que había escrito episodios de la Batman con Adam West, y hasta un cortometraje de cuatro minutos: La Mujer Maravilla: ¿quién le teme a Diana Prince?.

Parece que a Crosby la llamaron, pero ella declinó la oferta de volver a ser Wonder Woman. Y entre las que aspiraron a ser la heroína de DC Comics estaban tres futuras Angeles de Charlie (Farrah Fawcett, Jaclyn Smith y Kate Jackson).

Pero no todo le fue fácil a Lynda. Tuvo que lidiar con el machismo imperante de la época, y hasta con su contrafigura.

Celoso. Con Lyle Waggoner, El Actor Que Componía Al Mayor Steve Trevor. Foto Archivo Clarín

Celoso. Con Lyle Waggoner, el actor que componía al mayor Steve Trevor. Foto Archivo Clarín

Es que Lyle Waggoner, el actor que componía al mayor Steve Trevor, se había quedado con la sangre en el ojo cuando, una década atrás, no había pasado las audiciones para ser Batman, que finalmente tendría a Adam West en el protagónico de la serie de los ’60.

Tal vez no lo recuerden, pero luego del éxito de la primera temporada, en la segunda, como los costos de que todo sucediera en los años ’40 la encarecían, la serie pegó un salto temporal para trasladarse al presente, o sea, a los años ’70. Lynda, por esas cosas de la magia, no envejecía, y Lyle Waggoner ya no era su interés romántico, sino… su hijo.

Cuando tuvo, muy tardíamente, su Estrella en el Camino de la fama, en Hollywood, en abril de 2018, ella escribió en su cuenta de Twitter (@reallyndacarter, para quienes quieran seguirla):

Lynda Carter Y Patty Jenkins, La Directora De Las Dos Películas De La Mujer Maravilla. Foto Ap

Lynda Carter y Patty Jenkins, la directora de las dos películas de la Mujer Maravilla. Foto AP

“Parece imposible que haya estado en la industria del entretenimiento durante 50 años. Pero me encanta este negocio, me encanta el proceso creativo, el trabajo, la interpretación… todo. Pero hoy, que me honran con una estrella en el Paseo de la Fama de Hollywood, quiero darles las GRACIAS a mis FANS, que me han animado y animado durante todos estos años. Quiero que sepan cuánto aprecio tenerlos en mi rincón, nunca los doy por sentado. Gracias nuevamente a todos los que hicieron esto posible. Este es un día que nunca olvidaré.”

Claro, como todo tiene que ver con todo, Patty Jenkins, la directora de la primera Wonder Woman con Gal Gadot y su secuela (ATENCION SPOILER de Wonder Woman 1984: aparece en un breve cameo, y se la ve espléndida), fue una de las que habló en la ceremonia, para aprovechar la publicidad.

Que de eso se trata lo de las estrellitas en el piso, como ya contaremos.

También, en febrero de este año, Lynda despidió a su último marido. “Hace una semana, murió mi amado esposo Robert A. Altman. Robert es el amor de mi vida y siempre lo será”.

Así que tal vez no sea un gran festejo el que realice al cumplir un número redondo como son los 70 años que cumple hoy sábado. Fue una amiga en común la que la sentó al lado de Altman en una cena, con la esperanza de que formaran un apareja. Y así fue.

A lo mejor, sus hijos le regalarán una muñeca de Barbie, de las que colecciona desde que es pequeña. Las mujeres maravillosas lo hacen.

Diez cosas que seguramente no sabías de Lynda Carter

1 Hace charlas motivacionales / profesionales.

2 Mientras filmaba Battle of the Network Stars (1976), roció con champagne la cabeza del presentador Howard Cosell luego de que su equipo ganara el concurso de tira y afloja sin saber que él usaba un postizo. Cosell se enfureció. Cada vez que lo veía en un restaurante de Nueva York, le enviaba una botella de champagne, y él siempre sabía que era de ella.

Gal Gadot, Como Wonder Woman. ¿A Quién Quería Lynda Carter Que La Interpretara, Por 1999? Foto Wb

Gal Gadot, como Wonder Woman. ¿A quién quería Lynda Carter que la interpretara, por 1999? Foto WB

3 Cuando le preguntaron, por 1999, a quién le gustaría ver interpretar a Diana Prince / Wonder Woman en el cine, dijo que preferiría a la actriz Catherine Zeta-Jones o la modelo Cindy Crawford.

4 Tiene ascendencia inglesa e irlandesa a través de su padre, y ascendencia española y francesa a través de su madre nacida en México, Juana Córdova, cuyos antepasados llegaron de Córdoba, España.

5 El hijo de una de sus dobles, Jeannie Epper, les dijo a sus compañeros que su madre era la doble de Lynda en la serie La mujer maravilla (1975), pero no le creyeron, ni siquiera después de que les mostró una foto su madre con el disfraz de Wonder Woman. Cuando Lynda se enteró de esto, invitó a la clase entera al set para que pudieran ver a la propia Jeannie en acción.

Siempre Presente. Estuvo En La Premiere De La Primera Película De &Quot;Wonder Woman&Quot;, En Los Angeles, En Mayo De 2017. Foto Ap

Siempre presente. Estuvo en la premiere de la primera película de “Wonder Woman”, en Los Angeles, en mayo de 2017. Foto AP

6 Volvió a su primer amor, el canto, en la obra Chicago en el Adelphi Theatre del West End londinense el 26 de septiembre de 2005 como Mama Morton, la carcelera de mujeres. Lo hizo en una minitemporada de 8 semanas.

7 Sus únicas apariciones desnudas en el cine se produjeron con una de sus primeras, Bobbie Jo y el forajido (1976), que dirigió Mark L. Lester, quien luego realizaría Llamas de venganza, con Drew Barrymore, y Comando, con Arnold Schwarzenegger.

En &Quot;Sky High&Quot;, Comedia De 2005. Foto Archivo Clarín

En “Sky High”, comedia de 2005. Foto Archivo Clarín

8 Ha estado involucrada en muchas causas benéficas, incluido un papel pionero con la Fundación Susan G. Komen (para la educación e investigación sobre el cáncer de mama) en la que recibió el Premio Jill Ireland por su trabajo voluntario, la Cruz Roja, USO, Ronald McDonald House, y muchas organizaciones benéficas en favor de los niños.

9 Carter lanzó un álbum titulado Portrait en 1978, pero las ventas del álbum fueron bajas. Lanzó el LP tipo Jazz At Last en 2009, 31 años después de su primer álbum,que alcanzó un respetable puesto #6 en las listas de Jazz. 

10 Después de ser convencida por su segundo marido, Robert Altman, asistió a un centro de rehabilitación cerca de Washington D.C y se volcó hacia la religión para dar sus primeros pasos hacia la sobriedad. El tratamiento fue un éxito y Carter se ha mantenido sobria desde entonces.